El fin del circo de José Mourinho

ImageJosé Mourinho se va, como ya se suponía desde hace algunos meses y lo hará por la puerta chica, a pesar de que el presidente del Real Madrid, Florentino Pérez, insista en que el técnico portugués levantó a los merengues que no quieren volver a vivir lo vivido hace nueve años. Florentino ha preferido excusar la marcha de Mou por ‘la presión’ que significa dirigir a un equipo tan grande como éste y también por la fata de títulos. Pero es claro que la imagen del presidente se ha visto mermada por el poder otorgado a Mourinho a cambio de un madridismo dividido, lo mismo que el vestuario y sólo tres títulos.

La realidad es que Mou no quería seguir en el banquillo de la Casa Blanca, pero en ésta pesa que después de todas las facilidades que se le dieron y todo lo que se le aguantó, sea él quien decida marcharse. El acuerdo en común al que llegaron el presidente blanco y el técnico, fue el no cobrar un euro más. Mourinho sabía que su rendimiento no era el que el Real Madrid requería de él y prefirió enmarcarse en escándalos como la suplencia de Iker Casillas para desviar la atención, pero el teatro se le acabó cuando en su propia casa fue vencido por el Atlético de Madrid en la Copa del Rey.
José Mourinho es un grandísimo entrenador, pero perdió las riendas en España y volverá a su querido Chelsea, un equipo al que le ha declarado su amor en diversas ocasiones, como nunca lo hizo con el Madrid. Se le echará de menos sin duda, porque ha sido el técnico que en los últimos años ha revivido los encuentros ante el Barcelona y esta temporada, que está por terminar, salió victorioso ante los culés en los encuentros directos, pero esto no se traslado en trofeos. Fracaso, así se llama.
Terminó el ciclo y el circo de José Mourinho. No más ‘¿por qué?, ¿por qué?’, ‘a mí me daría vergüenza ganar una Champions así’ o parkings de chulito. El de Setúbal se marcha con tres títulos, el récord de los 100 puntos (cerca de ser igualado por el Barça) y un cúmulo de polémicas que harán que sea inolvidable en España. Bajo su funambulesca lupa pasaron el ‘Mono’ Burgos, Tito Vilanova, Pep Guardiola, Lionel Messi, Clos Gómez y muchos etcéteras, pero pocos logros, ridículos para lo que se supone es el Real Madrid.
El circo cierra con una inversión de 438.5 millones de euros, el más caro del mundo y el menos espectacular. El Real Madrid se queda en el camino de la lucha por batir la hegemonía del Barcelona, ya llegará un entrenador que deje el ‘yo, yo’, para hablar de sus jugadores, de fútbol y de valores merengues, algo que José Mourinho nunca quiso aprender.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: