El TRI de Miguel Herrera está obligado a dar un paso adelante en Brasil

MÉXICO VS. EL SALVADORLlegó la hora de la verdad para México, basta de ensayos, pruebas, dudas y rompecabezas. El camino para llegar a Brasil fue un desastre, sí, y Nueva Zelanda en el repechaje terminó de servir lo que Estados Unidos había puesto en bandeja de plata, pero el Mundial es otra cosa donde la suerte también juega pero no te garantiza sobrevivir más de 90 minutos.

México, un país futbolero de corazón que siempre ha buscado ganarse el respeto del rival, sobre todo de los Sudamericanos Argentina y Brasil, pero en el fondo no se siente a la altura, dice que sí puede, pero no se cree capaz en realidad. El fùtbol de un país difícilmente se desapega de su cultura y en México el conformismo ha sido un acompañante incansable durante décadas, pero el aficionado más joven comienza a despertar y ya no se conforma con un show, con promesas ni con el ‘ya merito’. El futbolero mexicano quiere ver un cambio ya.

La manera en que México llega a Brasil no da muchas esperanzas, su grupo no es nada fácil y si clasifica a los octavos de final lo tendrá muy complicado. En el fútbol a veces puedes perder pero puedes hacerlo con mucha honra, con mucha garra y eso te será reconocido y recompensado. Eso es lo que México tiene que hacer, sacudirse la indiferencia y jugar al fútbol, porque tiene con qué hacerlo, pero tiene que creerlo y si el rival le supera, podrá decir que se dejó todo en el terreno de juego.

El ‘ya merito’ y ‘las marranadas’ del rival ya no tienen lugar en este torneo, el más importante del mundo y hay que comportarse a la altura mi estimado Piojo, porque la estrategia del rival nunca será marranada, simplemente un buen equipo debe estar preparado para reaccionar a lo que haga el rival y así ponerse encima de él.

El fútbol mexicano no pasa desapercibido en el mundo, aunque la Liga nacional no sea top, en México se cocina buen fútbol, un fútbol que sirve para entretener y del que han salido ejemplares jugadores, es decir que cumple su objetivo. Por ello México, hasta donde llegue en Brasil, tendrá que hacerlo bien, dejar buenas sensaciones y entonces sí marcharse con la frente en alto. Pero de no hacerlo, simplemente en vez de hablar de los errores técnicos y tácticos que pudiera tener Miguel Herrera, habrá que añadirlrle el mal manejo del fútbol desde el organismo que lo regula.

Mi pronóstico, aunque no creo mucho en ellos, es que México clasifica a los octavos de final, pero ahí ante España, Chile y tal vez Holanda, no le veo mucho futuro. Así que elijan a un segundo equipo favorito para que el Mundial les dure todo el mes y no tengan que apagar el televisor cuando aparezca la familia telerín.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: