Luis Enrique acude a la Messi-dependencia

Lionel Messi
Lionel Messi

El Barcelona continúa sin mostrar a nivel colectivo un juego de nivel capaz dominar a los rivales desde los primeros minutos. La última puesta en escena fue ante el Espanyol este domingo en el Camp Nou, un esperado derbi que si bien no se vive con la intensidad de otros clásicos en el mundo, sí logra percibirse en la respuesta de la afición que este no se trata de un partido cualquiera. La sorpresa le cayó al equipo de Luis Enrique cuando Sergio García en una gran jugada abrió el marcador, en ese momento los culés lo veían la brújula, estaban perdidos, no se habían enterado del derbi.

Lionel Messi poco a poco comenzó a aparecer, un disparo al larguero avisaba de que estaba espabilando y quizás el Espanyol no lo supo leer. Pero finalmente ‘la pulga’ puso el empate en el minuto 45 y de ahí en adelante, el Espanyol simplemente se deshizo, perdonó sus pocas opciones para volver a ponerse adelante y terminó severamente castigado por un Barcelona que en líneas generales no hizo un juego espectacular, a excepción de Messi, quien una vez más salió a dar la cara por el equipo e hizo mejor a sus compañeros.

A esto le llamábamos Messi-dependencia hace un par de años y esta dolencia culé parecía haber sido curada con la llegada de Neymar, sobre todo durante esta temporada en la que el brasileño se ha aliado con el argentino para anotar y asistir. Pero esta alianza no se vio ante el Espanyol y Messi se convirtió en el protagonista, recordándonos que aún está vivo, que sigue siendo decisivo y que sigue disfrutando del fútbol.

Messi ha anotado 9 goles en tres partidos. La cantidad es simplemente escalofriante y la manera de hacerlos es espectacular, al Messi que todos dan por perdido le gusta hablar en el campo, lo está logrando y mejor que nadie. Messi es la salvación de Luis Enrique cuando éste no encuentra la tecla para dar con la manera de inhabilitar a un rival. Messi está escondiendo las carencias de un equipo que a este paso no llegará muy lejos, a menos que para la segunda mitad de la temporada encuentre su verdadero estilo y ayudado de las rotaciones que ahora ordena el técnico logre hacer un buen fútbol en la recta más pesada del curso.

Desafortunadamente los récords y los hat-tricks de Messi ya no cuentan en la votación por el Balón de Oro, pero sin duda Messi le está enviando un mensaje a los que no votaron por él.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: