Neymar se pone el sombrero

Neymar y Luis Suárez
Neymar y Luis Suárez

El Villarreal nos recordó esta tarde cómo plantear un partido con poco chiste pero muy efectivo para no salir goleado del Camp Nou. El ‘submarino amarillo’ dejó de llamarse así para adoptar el ‘bus amarillo’ y es que Marcelino García Toral jugó a defenderse ordenadamente con dos líneas que incluían a todos sus jugadores. No fue vistoso, no se le hizo honor al fútbol, pero fue efectivo durante la primera parte y en este deporte dicen que lo más importante es el resultado, aunque yo mantengo la ‘romántica’ idea de que sí importa cómo se ganen o pierdan los partidos, con buen fútbol.

Neymar y Luis Suárez protagonizaron el ataque culé tratando de desmenuzar el entramado defensivo de los visitantes, costaba trabajo y mucho, pero además el Villarreal supo defender bien su portería con Areola bajo palos y también destacaron Jonathan dos Santos y Roberto Soldado quienes buscaban la puerta de Claudio Bravo pero con poco éxito.

Al colegiado Clos Gómez le cayeron varias quejas no solo de los jugadores del Barça sino también del público por lo permisivo que fue con los castellonenses respecto a las faltas, varias de ellas dignas de una amarilla, pero el colegiado pasó por alto muchas cosas que no debería haber permitido y sin embargo sacó cartulinas para el Barcelona sin ningún problema, lo que terminó por aumentar la irritación de los jugadores blaugranas quienes forzosamente debieron mantener la cabeza fría porque una expulsión era desastroza con el clásico a la vuelta de la esquina.

Pero el esfuerzo tuvo su recompensa y el fútbol también, porque en la segunda mitad cayeron los merecidos goles del Barça después de estar más de 45 minutos intentándolo. Primero fue el turno de Neymar a pase de Suárez y la diana se celebró con mucho coraje, con el mismo que había costado anotarlo.

El Barça entonces se engolosinó, llegó el segundo gol obra del uruguayo Suárez muy ayudado por un excelente Busquets que se encuentra en una forma magnífica y contribuyendo al juego del Barcelona. Los culés enganchados lograron desarmar al Villarreal y entonces ni un submarino ni un autobús fue suficiente para acabar con la masacre y así llegó el tercer gol del partido, un señor gol obra de Neymar quien recibió la pelota de Suárez y tras hacerse un sombrero remató ante la portería de Areola para poner de pie al Camp Nou y dejar atónitos a todos en la cancha.

Neymar, de seguir así, será el futuo mejor del mundo, el sucesor de un Messi al que se le sigue extrañando pero que orgullosamente puede ver cómo su equipo sigue sacando los resultados en su ausencia. Messi no tiene que acelerar su recuperación para el clásico, el Barça está en buenas manos con Suárez, Neymar, Busquets, Iniesta y acompañía.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: