Un triplete de lesiones en el Barça

Más de quince lesiones han castigado al Barcelona en lo que va de temporada y ésta es muy joven aún. El último en caer ha sido Neymar quien durante el entrenamiento de Champions League sufrió “una pequeña lesión fibrilar en el músculo aductor de la pierna izquierda”, dicta el informe médico del Barça. Es decir, se rompieron unas pequeñas fibras musculares pero sin llegar a la gravedad de una rotura muscular.

Por la enfermería blaugrana (14 lesiones en dos meses y medio) han pasado Rafinha, Douglas, Alves, Rakitic, Ter Stegen, Claudio Bravo, Andrés Iniesta, Messi, Mathieu, Vermaelen, Busquets, Sergi Roberto, Jordi Alba y por último Neymar quien por cierto recién acababa ser elegido el mejor jugador de la Liga BBVA de Noviembre.

La razón de tanta lesión (específicamente la muscular) es simple, juegan mucho y a un alto rendimiento. Ganar el triplete en la campaña 2014-15 necesitó de muchos minutos de juego y al más alto nivel, todo por llegar a las finales y alzar títulos. Cuatro trofeos han levantado los de Luis Enrique y en cuestión de un par de semanas podrían hacerse con el quinto si es que son campeones en el Mundial de Clubes.

¿Y todavía les preguntamos si son capaces de ganar otro triplete consecutivo? claro, es que parece tan fácil jugar al fútbol mes con mes, se ve tan sencillo competir y en las vacaciones de verano viajar para disputar torneos de selecciones y luego decimos “seguro no llevan una buena alimentación y por eso se están lesionando”. En el Barça y en los equipos de élite los jugadores no llevan una mala alimentación ni tampoco tienen un mal plan de recuperación tras los esfuerzos que les exige un partido. En los clubes grandes, todo es exactamente medido y mucho más si se trata del obsesivo de Luis Enrique. Simplemente es que no son máquinas y los grandes esfuerzos tienen consecuencias a nivel físico y también emocional, pero eso es harina de otro costal.

Los que vemos el fútbol desde un asiento deberíamos de ser más conscientes de lo que implica ser un jugador. Un partido exige llevar al cuerpo al límite (en parte los altos sueldos de los futbolistas tienen que ver con esto) y también se requiere de mucho sacrificio personal, no es fácil ganarlo todo y mucho menos ganarlo todo siempre, se trata de dar todo lo humanamente posible y se trata de romperse y de volver a jugar cuando se está al 100% recuperado.

Se acerca el Mundial de Clubes y por supuesto la emoción de un nuevo título, pero hay que saber que este torneo puede mermar o acelerar el desgaste de los jugadores, justo cuando se llega casi a la mitad de la temporada y lo más duro de las competiciones se acerca. No nos extrañe y ojalá me equivoque, que el Barcelona note un bajón de nivel entre enero y febrero por la acumulación de minutos. Quizás la buena noticia a todo esto es que Messi se encuentra en camino ascendente pararecuperar su mejor nivel y con Leo en la cancha ya hay mucho ganado.

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: