El Barcelona tiene más que fútbol

lesionesEl Barcelona gana, gana y sigue ganando. El equipo catalán suma muchos años en la cima del fútbol mundial, excepto aquella temporada liderada por el Tata Martino en la que no se ganó un título y que dio rienda suelta para los que sueñan con ver cercano el fin de ciclo blaugrana, pero fuera de ese tropiezo que me atrevo a decir  fue necesario para poner los pies en la tierra, el Barça y sus entrenadores han sabido anticipar al equipo a lo que está por venir y ahí una de las grandes claves de su envidiado éxito.

El fútbol, como cualquier momento de nuestra vida, está formado por ciclos pero es precisamente la anticipación de los acontecimientos, el saber prever los cambios y la actuación a tiempo lo que permite que la cresta sea mucho más larga y el declive tarde en llegar. Esto es un trabajo muy complicado, requiere de muchos años y de mucha preparación, pero cuando se domina los resultados son muy positivos no solo para el club sino evidentemente también para el aficionado.

No me gustan las comparaciones y menos cuando se trata de hacer leña del árbol caído, pero un claro ejemplo de lo contrario a lo que acabo de citar es lo que hace (o no hace) el Real Madrid. ¿No se supone que un equipo con tantas estrellas de clase mundial debería ganarlo todo? Pues parece que no, la técnica y la táctica no son suficientes cuando no hay un trabajo profundo y contínuo sobre la personalidad del club, del equipo, de sus valores y de su cohesión grupal (aunque Cristiano Ronaldo diga que no necesita ser amigo de sus compañeros). El Real Madrid se ha convertido desde hace años en un grupo de grandes futbolistas pero no en un equipo con mentalidad y personalidad ganadora.

Más de una vez me han preguntado si el Barça lo va a ganar todo a final de esta temporada 2015-16. Siempre contesto que no lo sé, la verdad es que no me gusta jugar a ser vidente, pero lo que sí puedo decir es que este equipo de Luis Enrique tiene todo, absolutamente todo, para repetir triplete cuando este curso llegue a su fin. No se trata de contar con un Lionel Messi que es tan, pero tan bueno, que hace del fútbol un espectáculo elegante y exquisito, tampoco se trata de la magia brasileña de Neymar y sus filigranas, tampoco de la buena puntería del letal pistolero Luis Suárez quien se ha convertido en el mejor 9 del mundo. No se trata de ellos, no se trata de lo que hacen juntos, se trata de lo que quieren.

“Ganar, ganar y ganar. Para ganar en el campo, primero hay que ganar en la mente, y para eso la confianza es absolutamente vital”, así lo explicaron Unai Emery y Juan Carlos Cubeiro en su libro Mentalidad Ganadora para mostrarnos las claves de cómo triunfar en el fútbol y en la vida. El gran trabajo de Luis Enrique está basado en la confianza al jugador, en convencerlo de que a pesar de haberlo ganado todo aún tiene algo que aprender del fútbol, porque no hay nada más atractivo para un futbolista que adquirir nuevos conocimientos, así es como el jugador se motiva y quiere más. Por eso Messi quiso su quinto Balón de Oro y seguramente querrá al menos otro más, porque sus trofeos le recuerdan un nuevo aprendizaje traducido en éxitos, si Leo no hubiera estado rodeado toda su vida de gente que contínuamente le está enseñando y que le ha brindado confianza, les aseguro que Messi no sería el mejor futbolista del planeta como lo es hoy por mucho que su pierna izquierda sea maravillosa (y su derecha casi perfecta).

En cinco años que llevo siguiendo muy de cerca al Barcelona me ha tocado ver grandes victorias y grandes derrotas, pero no lo he visto rendirse a pesar de las muchas adversidades extradeportivas que le han puesto contra la pared en más de una ocasión. La marcha de Pep Guardiola supuso un golpe fuerte pero muy necesario para renovarse, la triste pérdida de Tito Vilanova fue lo más doloroso que he visto y la marcha de Eric Abidal tras su recuperación fue muy injusta, pero este equipo no ha bajado los brazos y créanme que eso tiene mucho mérito después de todo.  La Liga no está sentenciada aún y mucho menos la temporada, pero está iniciando la fase más importante en la que los pequeños tropiezos pueden convertirse en un caos que arrebata títulos y que pone a prueba la fortaleza de un equipo.

El Barcelona lo tiene todo, está donde quiere estar y como quiere estar dependiendo de sí mismo.  ¿Hasta dónde van a llegar los blaugranas? hasta donde ellos quieran.

 

 

 

 

 

 

 

Anuncios

Un comentario sobre “El Barcelona tiene más que fútbol

Agrega el tuyo

  1. Hola Pilar. Espero que estés bien. Aunque se me hace dificil ahora comentar en la controversia de los sábados los escucho cada vez que puedo.

    Recuerdo que en sep. te escrbi via twtt y te dije que el juego de aquel dia era dificil para el Barsa frente al Celta. Estos ganaron luego 4 a 1.

    En un equipo como el Barcelona que juega en base a posesión de la pelota, el medio campo es muy importante. Claro, si tienes un tridente de lujo ya las victorias vienen mas rapido. Luego de la incorporación de Arda y Aleix los medios del Barsa han podido tener más descanso lo cual ha hecho rendir más al equipo. Para mi el corazón del equipo se llama Sergio Busquets, solo fijate como funciona el equipo con el y sin el, hay una gran diferencia. Claro está, cuando tienes un tridente como Messi, Suárez y Neymar, estos pueden resolver un partido ante la ausencia de Busi. Pero solo fijate cómo funciona el equipo con su ausencia. La diferencia es enorme.

    Un abrazo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: