Perdiendo la cuenta de los días…

Pasan los días confinados y yo ya perdí la cuenta de cuántos llevamos: 15, 18, 20, por ahí.. qué importa, aún faltan muchos según dicen, pero cada día es uno menos. El futuro es impredecible y no sé si para bien o para mal, pero el mundo no volverá a ser el mismo después de lo que estamos viviendo, de eso estoy segura.

Poco a poco he visto cómo todo se transforma. El primer día de confinamiento el ambiente era raro, se sentía el miedo, había pesadumbre, como una baldoza en las espaldas, los días eran grises, y los que nos encontrábamos en las calles ni siquiera nos mirábamos a los ojos, bajábamos la cara como escondiéndonos de algo, tal vez del mismo miedo. Y hoy, aunque seguimos sin salir y con medidas aún más duras, percibo otra energía en las calles: hay quienes sonríen y esa sonrisa se ve en la mirada, en las arrugas que se marcan junto a los ojos, porque las mascarillas no nos dejan ver la boca de casi nadie.

Yo personalmente me saturé del tema, así que decidí dejar de ver los videos que me mandaban por whatsapp con mensajes de cómo lavarme las manos, cómo evitar contagiarme, cómo ser feliz en el encierro, cómo vivir… vamos, silencié todos mis grupos excepto el familiar. Los memes también los mandé al carajo, al principio uno puede reir de un chiste pero el mismo chiste después de no sé cuántos días ya no tiene gracia. Tampoco me interesa ver cómo los deportistas entrenan en sus mansiones mientras que el resto de los mortales pensamos en cómo pagar el alquiler. Me interesa muy poco lo externo y ese cúmulo de información que ya no aporta nada nuevo.

Pero sí que me gusta ver imágenes de los jabalís que bajaron de la montaña para recuperar la ciudad de Barcelona como su espacio, las palomas caminando tranquilas por las calles, las gaviotas volando cerca de la terraza, el aire limpio. Recuerdo esas imágenes que nos mostraban de China y todo era desolador, demasiado… un robot dando de comer a los enfermos en los hospitales, gente reprendida por drones por no usar mascarilla… eso daba miedo. Aquí es diferente, cada día a las 20:00 hrs salimos a nuestros balcones para aplaudir a todos aquellos que trabajan para cuidarnos (sanitarios, policías, personal de limpieza de las calles y hospitales, etc.), los viernes y sábados el aplauso se convierte en fiesta en los balcones junto a los vecinos (nunca falta un vecino DJ que nos pone a bailar y cantar hasta altas horas de la noche).

Dicen los expertos que en España vamos bien, lento pero bien, a pesar de que los números de contagios han rebasado los de China (tenemos más de 110,000), igual que los muertos (más de 10,000), y cada día unas 8 mil personas siguen cayendo enfermas, pero se dice que ya entramos en una fase de estabilización. Antes el caer enfermo se veía lejano, ahora ya tengo amistades que se han contagiado y pienso que en algún momento me puede tocar…

También sabemos que nos falta mucho para poder salir a las calles y hacer vida casi normal, mucho más para abrazar a nuestros seres queridos. Las charlas comunes entre amigos, vecinos y el de la farmacia giran en torno al tiempo que seguiremos encerrados, unos decimos que hasta mayo, otros que hasta junio y otros muy optimistas apuestan que será en abril, pero lo único seguro es que será algo gradual y no de un día a otro…

Mientras el final llega, nos queda disfrutar de lo sencillo, de lo que no valorábamos antes como el sentarse a comer con tranquilidad, leer un libro, escribir y aceptar que no somos bebedores sociales sino que también bebemos en solitario de vez en cuando 🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: